Vermuteo

Salir a tomar el vermut es algo que ha molado siempre, pero ahora que es masivo mola más. Y lo digo sin ironía. Mola más porque hay más sitios, se cuida la experiencia y crece el número de fórmulas secretas y mágicas de cada uno. No sé si se puede considerar vermut, pero un buen yayo de Casa Camacho en Madrid da la vida, te arregla el día y, en su justa medida, la noche. Ahora que vivo con una persona adicta al vermut, puedo asegurar que he probado todas las marcas blancas y que todas me parecen bien, en especial la de El Mal.

En marcas convencionales, el Martini Rosso está rico, pero nada puede vencer al gran Yzaguirre. De bares, me quedo sin duda con el del Morro Fi, que te lo ponen con su naranja y su aceituna y sabe a gloria. Además tienen packs a la venta que incluyen conservas, frutos secos o la misteriosa salsa roja que le echan a las patatas. Y el que quiero probar, que creo que ha salido hace relativamente poco, es el de Casa Mariol. Para empezar, sus vinos están ricos. Para seguir, el diseño de sus botellas recuperan mi adolescencia con esos trucos de wordart que tan chulos quedaban el los trabajos del instituto que elaboraba con mi 386. Y además, son de Barcelona. Su vermut negre no puede pintar mejor, así que esta semana iré a la tienda de Sagrada Familia para hacerme con una botella. Porque yo lo valgo.

vermut-negre-01

 

Anuncios
Comments
One Response to “Vermuteo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: