Donde no me llaman: homofobia de baja intensidad

2016 no es un año demasiado diferente a los demás. Sin embargo, ha comenzado con unos meses mogollón de violentos, cargados de titulares y sucesos que se repetían demasiado a menudo y que ponían la mosca detrás de la oreja. Fue hace unos días que me di cuenta con la denuncia de Arcópoli: las agresiones … Sigue leyendo