Quiero ser mongolo, pero llego tarde.

Ayer, después del trabajo, fui raudo y veloz a la FNAC de Triangle para comprar Mongolia, la nueva revista de humor sin mensaje alguno que aparece en un momento bastante complicado para la prensa física. Mi gozo en un pozo: estaba agotada. Entre prontos, holas, marieclaires, vanidades y demás revistas, quedaba un hueco enorme. Y eso que solo han hecho promo en internet y la tirada es de 25.000 copias, nada desdeñable para un primer número. Intentaré pasarme hoy por los otros puntos de venta de los que informan en su web, a ver si hay suerte. En cualquier caso, ellos abogan por la suscripción como la manera más eficaz de mantener su independencia y el contacto directo con sus lectores. Otro dato que habla bien de ellos es que su defensa del papel como soporte no excluye el uso intensivo de internet y las redes sociales, entendiendo que no son enemigas ni complementarias, sino un todo.

Pero, ¿qué es Mongolia? Sin haberla tenido entre mis manos me cuesta un poco imaginármela, pero varios datos me atraen: un diseño tan sencillo como llamativo, sin publicidad (de momento), reconocen sus referentes sin vergüenza, principalmente clásicos españoles como La Codorniz o El Papus, se declaran de izquierdas de manera soterrada (“No somos ni de izquierdas ni de derechas. Repetimos: no somos de derechas”), aportan un nuevo punto de vista de la actualidad que intenta no tocar la filosofía de la reina de este campo, El Jueves, hacen una defensa clara de la bicicleta, y sueltan frases tan ingeniosas como “España se hunde. Cada vez es menos “standard” y más “poor”“. Aparte de todo esto, también incluyen artículos serios y rigurosos, con la intención de acercarse, como ellos mismos dicen, a publicaciones como la francesa Le Canard Enchaîné, todo un referente.

Además, demuestran tener bastante buen gusto en su fiesta de presentación, que se celebrará este sábado 31 en Ocho y Medio (la sala, no la librería) y que contará con las actuaciones de Esteban Light, Los Nastys, Víctor Coyote y Templeton. Es gratis, hay que pedir lista en la web de Mongolia o en la de Ocho y Medio. La hora de comienzo es las 20.30.

 

 

PD: No quiero olvidarme de los últimos invitados de ¿Qué Onda?, que acaban de lanzar una web con muy buena pinta. Welcome to CASABOX!

Anuncios
Comments
One Response to “Quiero ser mongolo, pero llego tarde.”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Nace la revista Mongolia […]

    Me gusta



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: