España y las bicis. MyBici. The Copenhagenize Index 2013.

Ayer o antesdeayer vi una pieza en las noticias en la que hablaban del gran avance que se ha hecho en España respecto al a movilidad urbana en bicicleta. Sacaban pecho (creo que era la tele pública) diciendo que España era uno de los países donde más crecía, sin incidir demasiado en que pasar de cero a algo produce unos porcentajes de crecimiento locos e irreales. Obviamente, el uso de la bicicleta crecerá más rápido en Madrid que en otras ciudades donde está establecido desde hace décadas, como Amsterdam o Copenhague. Sí, es cierto, España está avanzando a pasos agigantados, pero como ha ocurrido con casi todo en los últimos 30 años, estos avances deprisa y corriendo pueden llevarnos a situaciones poco deseables, en las que los detalles y la organización brillan por su ausencia. Esto es aplicable a nuestra democracia, en general. Pero hoy hablamos de bicis.

japa

Creo recordar que allá por 2007 Madrid anunció que pondría en marcha un sistema público de bicis como ya existen en otras ciudades, y llegó a estar en los presupuestos del ayuntamiento. Pero, ay, como con muchas otras partidas, llegaron 2008 y 2009 y la deuda, la crisis y la ruina se llevaron por delante cualquier proyecto que no implicara privatizaciones, beneficios o ahorro desquiciado. El sistema ha estado aparcado durante un lustro y este verano, por fin, se ha retomado la iniciativa y parece que en noviembre empezará a funcionar MyBici. La noticia es buena, un paso más para demostrar que sí se puede ir en bici por Madrid, aunque hay algunas pegas. Londres consiguió vencer el escepticismo estúpido, aquel que aseguraba que hay ciudades preparadas para la bici y otras no, y en pocos años se ha convertido en un lugar perfecto para ir en bici. Madrid se ha fijado en la capital británica, pero aquí viene la principal desventaja: ha copiado el sistema de Barklays Cycle Hire, que elimina el primer tramo gratuito de media hora. A pesar de contar con un abono anual de 25€ (15€ para los titulares de abono trasnporte de Zona A), el sistema cobrará la primera media hora, cosa que no ocurre, por ejemplo, en Estocolmo o Barcelona. A pesar de que los precios son bajos (0,50€ la primera media hora), supone un gasto extra. Un punto positivo, si funciona como el de Londres, es que los no abonados también tendrán acceso, y se puede pagar con tarjeta. Cómodo y eficaz. De momento cubrirá una zona bastante limitada de la ciudad, pero esperemos que la cosa vaya a más.

Rosa y oxidada

Todo esto me llevó a recordar una entrada que tenía pendiente y que se me pasó y ahora parece un poco obsoleta, pero tampoco he visto mucha presencia en los medios sobre el tema. En 2011 se presentó el primer Copenhagenize Index, un ranking de las ciudades que mejor se llevan con las bicicletas basado en 13 criterios: apoyo de instituciones, autoridades y organizaciones no gubernamentales, cultura ciclista, instalaciones, infraestructuras, sistemas de bicicleta compartida, porcentaje de hombres y mujeres que usan la bici, selección modal, incremento de la selección modal, seguridad, apoyo político, aceptación social, planificación urbanística y leyes de control del tráfico. Con un equipo compuesto por todo tipo de profesionales y ciudadanos amantes de la bici, el primer ranking contaba con 80 ciudades y en 2013 su segunda edición amplía hasta las 150. El informe es jugoso y entretenido, yo dejo algunos titulares sobre las dos ciudades destacadas de España: Sevilla y Barcelona.

Barcelona obtuvo un gran tercer puesto en 2011, impresionando gracias a su esfuerzo por construir carriles bici y al buen funcionamiento de Bicing. Sin embargo, en dos años ha caído hasta el duodécimo lugar, debido a la mayor competencia (hay hasta 8 ciudades nuevas en el top 20) pero, sobre todo, a la dejadez de las autoridades, que tras varios años de esfuerzos y avances, muestra síntomas de haberse acomodado. Como usuario desde hace tres años, certifico que el servicio funciona algo peor, que los carriles bici están muy descuidados y que cada vez hay más usuarios y menos bicis disponibles. El estudio recomienda liderazgo político e inversión en infraestructuras, además de advertir de que la nueva ley para ciclistas que está en proyecto puede ser muy perjudicial para el desarrollo del uso de la bici.

Sevilla es una de las novedades de la lista. Y entra, nada más y nada menos, que al cuarto lugar, sólo superada por Amsterdam, Copenhague y Utrecht. La capital de Andalucía destaca por su impresionante crecimiento en pocos años, con 80 kilómetros construidos solo en un año y convirtiéndose en un ejemplo a seguir en todos los aspectos. Sé por amigos que el sistema público funciona bien y que los ciudadanos lo han abrazado con alegría, pero desde Copenhagenize Index avisan: no se pueden dormir en los laureles, esto es una cuestión de mantenimiento y mimo.

Anuncios
Comments
One Response to “España y las bicis. MyBici. The Copenhagenize Index 2013.”
  1. Elizabeth dice:

    En mi ciudad (C. de México) también parece que las autoridades ya se estancaron. Muy buen texto. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: