Ponga un suplemento feminista en su medio

Hace unos meses escribía sobre la popularización del feminismo, entendiendo por populariación la inclusión y normalización de los feminismos en la cultura pop(ular). En aquella entrada tomaba como punto de partida las palabras de Gemma Moliner de I Love Herstory, en las que venía a decir, más o menos, que acabó harta de leer tratados densos sobre género, que estaba interesada en un acercamiento más pop. Muchas veces un tumblr o una cuenta de twitter puede ser más inspiradora, empoderadora o, desde luego, accesible, que una bibliografía académica aprobada por las mejores doctoras en Estudios de Género. Y ninguna de las dos opciones debe ser desechada: la teoría y los estudios sociales son imprescindibles para entender nuestra realidad, sus orígenes, sus posibles futuros, pero si queremos que las ideas (y esto puede sonar un poco snob, lo sé) lleguen a una cantidad importante de ciudadanas es imprescindible, además de explicarlas bien, hacerlas atractivas y, sobre todo, accesibles. Y aquí es donde entra la cultura popular: es muy importante, en mi opinión, que Beyoncé se declare feminista, que Maribel Verdú defienda abiertamente y sin vergüenza que no va a tener hijos o que Miley Cyrus se defina como una persona de género fluido y utilice su poder para poner el foco en problemáticas LGTB+, por poner algún ejemplo.

Los medios de comunicación, siempre con un ojo en los negocios, no son ajenos a esta tendencia. Me atrevería a decir que los medios online feministas son los que más crecen en número, y cada vez hay más enfoques, más especialización y más diversidad geográfica que nos muestran mundos diferentes desde una perspectiva de género. La web decana es probablemente Bitch, que nació como fanzine en 1996 y hoy es uno de los sites más influyentes y combativos de Estados Unidos, manteniendo publicaciones trimestrales y expandiendo su radio de acción a los podcasts manteniendo una independencia económica y ética envidiable (y, precisamente, definiéndose como un medio con una visión feminista de la cultura popular). Más allá de proyectos independientes, blogs, fanzines, perfiles sociales y demás información que podemos encontrar en la red, la tendencia se hace evidente al comprobar que medios más tradicionales, más establecidos, han comenzado a incluir este tipo de contenidos, ya sea aumentando los análisis y las noticias como creando nuevas secciones y suplementos específicamente feministas. Por eso, quería dar la bienvenida al nuevo proyecto nacido en Vice, Broadly. De momento solo tiene plantilla en Estados Unidos y Reino Unido, pero conociendo otros proyectos del gigante de la comunicación (Vice News, Vice Sports, Noisey, i-D), podríamos esperar un lanzamiento mundial que incluyera versión española. Broadly cuenta con todos los medios de Vice y pinta bien: vídeos de gran calidad, textos interesantes sobre temas variados y no únicamente del mundo anglosajón y artículos de opinión. En la sección About Us evitan La Palabra (FEMINISMO, amiguitos de Vice), pero acabarán cayendo. Es un poco punto en contra esto, pero los contenidos están muy bien. Conocí la web gracias a esta estupenda entrevista a Rose McGowan, que es cada día un poco más ídola.

Los primeros en darse cuenta del filón feminista fueron Gawker. Nada extraño, pues también son pioneros en prensa online, uno de los primeros medios online puros, que no salen de ningún grupo de comunicación enorme ni de un medio de papel. Gawker fue creciendo y, con ella, sus diferentes sitios especializados. Jezebel no tardó en llegar, y ahora es una de las webs de feminismo y pop más importantes del mundo. Aunque pecan de los mismos errores que Gawker (sacar de donde no hay, pagar por filtraciones dudosas, acercarse al amarillismo, dar bola a famosos para conseguir clicks…), lo cierto es que también informan y sacan informaciones importantes, como por ejemplo su campaña para denunciar las violaciones en los campus universitarios de Estados Unidos. También mola ver que realmente actúan con independencia, como demostraron al quejarse abiertamente a Gawker por pasar de ellas en la gestión de comentarios y de trolls.

Obviamente, esto son solo dos ejemplos de dos grupos de comunicación (Gawker ya es una especie de gigante) que no son grupos al uso, y no tengo el conocimiento del panorama mediático de Estados Unidos para listar todos los ejemplos, que estoy seguro de que los habrá. Sin embargo, sí que afirmo que es una tendencia por una sencilla razón: la cosa ha llegado a España. Los medios españoles son poco innovadores (sus particularidades tienen más que ver con la idiosincrasia del país que con innovar) y tienen menos influencia de la que deberían (a pesar de los intentos via cheque de algunos grupos de aquí de hacerse un hueco en Hispanoamérica). Los dos ejemplos que me vienen a la cabeza, además, tienen poco que ver entre sí. Sin duda, la versión web de S Moda se ha convertido en un espacio donde discutir e informar sobre cuestiones de género desde una perspectiva más ligera, siendo una suerte de versión española de Jezebel que ha conseguido (y con mucho éxito) tener una personalidad propia y diferenciada de su versión en papel. Si una se centra más en la moda y actúa de manera más tradicional, por aquello de ir en papel y tener más medios, la otra ha conseguido ser una fuente de información diaria que oscila entre el entretenimiento y la seriedad. El otro ejemplo nacional es la inclusión de Pikara entre los medios asociados a eldiario.es y el espacio +Pikara dentro del propio diario, que sin duda apuesta bastante por la información de género en su cabecera principal y a través de proyectos como Micromachismos o la reconversión feminista de Barbijaputa en su blog. Pikara es un medio bastante más sesudo y politizado que S Moda, eso está claro, y aportan a eldiario.es acercamientos a realidades poco contadas en los medios oficiales.

A pesar de que algunas veces no se profundiza del todo en los temas, de que internet exige una inmediatez que no da cabida a la reflexión, sigo considerando como algo bueno la proliferación de estos medios, pues dan visibilidad a temas y en muchas ocasiones podrán servir de mecha para ampliar información y temáticas que nos interesen. Por eso, cada vez que un medio decida poner un poco de feminismo en su negocio, estaré ahí para aplaudir (y para controlar y criticar, claro).

 

 

Anuncios
Comments
2 Responses to “Ponga un suplemento feminista en su medio”
  1. Juliet Earth dice:

    Estoy de acuerdo, hoy en día se esta volviendo más un movimiento de moda qur un movimiento de buenas intenciones (hablo por las personas que en vez de actuar al respecto sólo hablan)

    Me gusta

  2. Estupendo artículo. Es cierto que cada vez más vemos contenido feminista o algo parecido en los medios. Pero no estoy segura que el público lo interprete como material feminista. Gracias por algunas menciones de enlaces.!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: