Semana Satán

14 millones de desplazamientos. Accidentes. Playas con lluvia. Peleas en el coche. Te da tiempo, pero no. Volver cansado. Creer que El Mundo es Madrid. Huir de la religión. Abrazar la religión. No entender nada. Meter libros en la maleta y no leer ni la dirección a la que vas. Querer descansar y estar de resaca perpetua. Querer descansar y tener la pierna gastada 4 días. Volver a la oficina de malísimo humor. Estresarse en aeropuertos, estaciones, autobuses. Esperar. A veces para nada. Comer mucho. Estragarse. No escuchar música. No dormir bien. Estreñirse. Ponerse enfermo. Depresión post-vacacional.

CeFzGT2WwAEsFh1

Todas estas cosas te pueden pasar en Semana Santa si te vas de casa. Allá tú. Hay un grupo de personas, por lo general pobres pero no solo, que no salimos de nuestras ciudades estos días. Incluso en Catalunya dedicamos el jueves santo a trabajar y nos cogemos el lunes, que somos más listos. Como me quedo estos días por aquí, se me ha ocurrido hacer una agendita, unos consejines y unos deseos propios para estos días de asueto y tranquilidad, de libertad, de OOO, de no tener despertador. Lo de Semana Satán es una bromi privada, así llamamos a estos días los amiguitos que nos quedaremos sin viajar y que intentaremos con todas nuestras fuerzas que estos 4 días sean muchos mejores que los de los demás.

  • Empezamos hoy mismo en el Borne, que Mazda y Vice montan un taller de Periodismo y Storytelling. Me debato entre ir en plan profesional y repartir tarjetas o quedarme en una esquina y pasar desapercibido. También está la opción notengotiempoalfinalnovoy.
  • Una cosa que me encantaría es dedicar un poquito de tiempo, solo un poco, a escribir. Que lo tengo abandonado (no sé si es la escritura la que me ha abandonado a mí. Puede ser. Yo no tengo musas).
  • Buscar fiestas divertidas, con gente local ansiosa de diversión: el mariconeo solidario de Las Cinco en Razz, con Rebeca y la gran Yogurinha Borova esta misma noche o el aniversario salvaje de VenTu el domingo en Apolo, que empezará por la tarde y acabará el lunes de día. Una cosita al principio de las vacaciones y otra al final, para poder organizarse.
  • Si el domingo tienes día femipunk, otra opción es montarse en el metro y plantarse en Los Blokes Fantasma para la próxima Ladyfiesta. Que los festivales sin marcas ni medios no se montan solos, amics.
  • Ver todos los youtubes de los youtubers a los que te has suscrito pero que todavía no entiendes porque no has tenido tiempo de sentarte a ver tantas cosas (esta línea tendrá desarrollo en una entrada próxima, más o menos).
  • Pensar formas de cambiar, de dar un vuelco a tu vida. Y utilizar tus propias armas, que serán mejores o peores, pero que son únicas, personales, intransferibles y originales (este blog, por ejemplo).
  • Abrazarte a tu novio y ver una película de acción, un documental, una comedia, una serie nueva y algo viejo (verlo todo, no una de estas).
  • Escuchar música al levantarte. Mientras limpias la casa. Mientras te vistes. Mientras cocinas. Escuchar toda la música nueva que no has podido. Y flipar con todo lo bueno que ha traído MARZO. Sacar el tocadiscos y disfrutar de 100k años de luz otra vez.  

    Qué fan de 100k años de luz. Gracias, @laprohibida !!

    A post shared by Borjalona (@borjadf) on

  • Leer sin prisas.
  • Ensayar.
  • Radicalizarte en tu heterofobia pensando teorías locas y reflexionando sobre tu propia educación. Intentar dejar de sentir miedo al ver mierdas como esta: 
  • Fumar bastante, beber demasiado, comer mal, portarte regular. Cosas como de mal cristiano. Reafirmarte en tu ateísmo brillante, militante, histórico.
  • Hacer la prueba de salir medio en bolas a mediodía, que normalmente no puedes porque estas encerrado con gente no elegida por ti, para comprobar si la primavera ha vuelto o no.
  • Esperar con nervios Adieu or Die (camiseta incluida) y Cancionero. Llegar al martes sin uñas.
  • Hacer la agenda para abril, que viene cargado de discos nuevos, tiempo primaveral, Julieta Venegas, espectáculos de travestis, primeros eventitos al aire libre…
  • Disfrutar de lo que uno hace y tiene y no pensar en lo que hacen y tienen los demás.
  • Pensar menos, hacer más. Bueno, no, todo más, pensar más estará bien.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: