Carta de amor a Elefant Records.

IMG_1372[1]

Queridos Luis y Montse,

No nos conocemos, pero para mí sois como esos profesores que te dejan huella y que recordarás siempre. Sí que os he visto en festivales, vendiendo vuestros discos o en alguna fiesta en Siroco. Pero como buen fan tímido jamás se me ocurriría acercarme a dar la brasa. Lo he hecho con otros, pero debe ser que los respeto menos.

Os escribo esta carta para daros las gracias. Acabo de recibir la reedición en vinilo de “Un soplo en el corazón”, ese disco tan de culto que ya se ha convertido en un cliché decir que es el disco de tu vida, pero que sin duda ha educado musical y sentimentalmente a media escena indie, al menos a aquellos que pasamos los 30. Tan de culto es, que ya empiezan a aparecer las voces en contra, aquellos Indies Verdaderos que no soportan los mitos más allá de sus propias habitaciones, esas personas grises que gustan de ladrar cuando algo se escapa de su pequeña cápsula de conocimiento exclusivo. Bien por vosotros, bien por Family y mucho mejor para todos. Cuanto más Family, mejor.

Os quiero dar las gracias no sólo por Family, sino por haber puesto la música a mi existencia. Llevo más tiempo siendo fan de Elefant Records que no siéndolo. Quitando algunos ejemplos de sellos que tienen catálogos poco extensos pero híper personales (Hola, Austrohúngaro; hola, Birra y Perdiz, #UnBesito), vosotros habéis conseguido que un catálogo extensísimo, gestado durante 25 años (¿cuándo los cumplís? ¿En 2014? ¿ya los tenéis? He perdido la cuenta), tenga una impronta propia, algo que enseguida nos dice que es vuestro, que es un artefacto ELEFANT. Imagino que vuestra admiración por Sarah Records tendrá que ver, ya que, y es otro cliché, habéis alcanzado algo similar, ser una marca, un sello de verdad.

Os declaro mi amor. Durante mi adolescencia y mi postadolescencia me disteis mucha música para escuchar. Algunas cosas no las escucho más, pero otras las escucho muy a menudo, y entiendo que lo haré el resto de mi vida (guiño, guiño, codazo, codazo): Le Mans, Single, Ibon Errazkin (santísima trinidad, dos en uno, LO MEJOR que tenéis para mí), Ana D, Telefilme, Juniper Moon, Los Flechazos, Family, Gasca, Vacacionse, Patrullero Mancuso, Corazón, La Monja Enana, Nosoträsh, Automatics, Entre Ríos, anti, Niza, La Casa Azul, Eliminator Jr, Beef… ¿sigo? Podría tirarme horas. Y qué decir de los lanzamientos internacionales, que os han traído el respeto que nadie, repito, NADIE, tiene por un sello, banda o producto underground español. He vibrado con Heavenly (que conocí gracias a vosotros), con Spring y, como no, con Helen Love. Además, sois los responsables de los últimos trabajos (¡y qué trabajos!) de dos figuras clave de mi vida y de todo el indie: Carlos Berlanga y Vainica Doble. Y no me olvido del rescate a Astrud. Todo cosas maravillosas. A ver quién puede toseros. Yo no me atrevería ni de coña.

Obviamente, ni conozco TODO ni me gusta TODO lo que hacéis. Pero no es plan de entrar ahí, que no estamos para eso. Yo lo que quería era agradeceros, gritar que os quiero, dejar patente mi eterno sentimiento hacia vosotros. Lo de Family ha sido una guinda magnífica, que no hace más que confirmar el buen camino que lleváis. Ha habido algún traspies en esta aventura del soplo en el corazón, alguna critica que a mí personalmente no me interesa. No me he comprado la reedición para revenderla, ni para ser exclusivo, ni para fardar. Me la he comprado porque es un disco del que adoro cada frase, cada canción, esa voz melancólica… y quiero que más gente lo conozca. Especialmente los más jóvenes, de los que estoy un poco desconectado y entre los que no sé si es una referencia popular.

Me quedo a la espera de ese nuevo homenaje escuchando el viejo, disfrutando como un loco de mis versiones favoritas, la primera, de Ana D, y la última, de Corazón, precisamente grupos de vuestro sello. Y por supuesto, de mi flamante reedición de Un soplo en el corazón, la número 914.

Iba a recopilar mis canciones favoritas de cada grupo del sello, pero me iba a hacer un lío eligiendo y he optado por meter las que más me gustaban de aquellos recopilatorios que regalabais en revistas o que sacabais cada año, repitiendo grupos y dejando muchos fuera. Pero me da igual, me encanta.

 

 

PD: Yo no quiero que vuelvan Family. no me interesa. Quiero que se queden en lo que ya son. No aportaría nada verles en directo, y muchísimo menos que grabaran canciones nuevas. Espero que no estéis moviendo nada para que esto ocurra. Lo único que me da pena es no tener una versión que creo haber escuchado en los 90 en Radio 3 que hicieron (no sé en qué momento) de Sígueme de Vainica Doble. ¿Me lo estoy inventando? Por otro lado, quiero dejar constancia de otra gran canción suya que no está en su disco y a la que Fangoria hicieron algo de justicia: SENTIMENTAL. AMOR ABSOLUTO.

PD2: También me dejo fuera las cosas que ha habido alrededor del sello. La Sala Maravillas, los primeros FIB, la revista Espiral… Todos muertos y todos parte, una vez más, de mi educación. #UnBesito a todos.

Anuncios
Comments
5 Responses to “Carta de amor a Elefant Records.”
  1. Elefant dice:

    Los elefantes estamos emocionados con tu carta de amor. We love you!

    Me gusta

  2. El Sereno dice:

    Precioso artículo! Me he sentido identificada en cada párrafo, también para mí Elefant Records ha sido una gran escuela.

    Me gusta

  3. el_abyecto dice:

    Bonita carta, palabra por palabra sale de mi boca en incontables ocasiones en las que explico que significa para mi el mundo Elefant. Muchas veces me preguntan como puedo comprar todas las referencias que van saliendo sin apenas escuchar al grupo en cuestión, la verdad es que estoy completamente convencido que voy a acertar. Si Luis y Montse lo proponen, por algo será.

    Me gusta

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Me gustaría escribir muchas más cartas, como las que hice para Carla y para Elefant Records. Le debo una a Manolo, y tengo alguna pensada para alguna […]

    Me gusta

  2. […] 2. Carta de amor a Elefant Records: esta misiva la escribí del tirón y desde la emoción y el sentimiento. Fue maravilloso saber que la leyeron en Elefant Records y que les gustó. También sacó a algunos trolls que no se dignaron a hablar directamente. Sí, es una cursilada, ¿y qué? […]

    Me gusta



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: