Madrid, la ciudad PUNK. El País vs Nosotros.

Tenía en mente escribir una carta a un amigo sobre Madrid, pero se me ha colado por medio el ya viralísimo artículo sobre Madrid de El País. Ese artículo que ha levantado polvaredas, indignación, risas y miradas por encima del hombro a la ciudad y que viene a decir que un huevo frito se hace en una sartén, que cuando llueve cae agua, que el agua es un líquido y que somos bobos. No aporta absolutamente nada nuevo, ni siquiera como análisis de las políticas de la ciudad en los últimos años. Más que nada porque esas políticas son las mismas hoy que hace 15 años: intento de despersonalización de la ciudad via convertirla en ciudad de congresos, asfixia al ciudadano y al ocio, neoliberalismo a tope y obras lavados de cara para que todo parezca más bonito y pulcro de lo que jamás será.

Así comenzaba mi respuesta al bobo artículo de El País cuando comencé a escribir esta entrada hace unos días, pero hoy, 17 de octubre, hemos descubierto más datos del asunto: se puede afirmar ya que Madrid es el nuevo objetivo del diario de PRISA. Con Chávez muerto (¿os acordáis de la alegría con la que el medio anunció su “primera” muerte, con foto falsa incluida?) y con Cristina Fernández de Kirchner de reposo y sin hacer mucho ruido más allá de los típicos machismos sobre la indumentaria de las políticas (aunque el blog que abrió el diario para atacar TODO lo de la presidenta sigue activo, y tan activo), parece que se han quedado sin obsesión y necesitaban una nueva. Y le ha tocado a Madrid. El ataque consiste en sacar de dónde no hay para hablar mal de la ciudad varias veces por semana, normalmente mediante datos macroeconómicos y encuestas, pero sin acercarse a la realidad de la gente que vive allí. Las visitas se multiplican, los artículos se exprimen al máximo: hoy sale la encuesta sobre satisfacción de los madrileños con su ciudad, así que debajo colocan un link al artículo sobre la decadencia de Madrid y un repaso a las políticas de los últimos años, que analizan y critican en 2013, no en 2002. Porque en 2002 todo era perfecto, y parece que el “más vale tarde que nunca” es la excusa perfecta. Es obvio también que Ana Botella no es santo de la devoción del diario (¿y de quién lo es esta señora?), y puedo entender que el ataque sea más una campaña contra ella que contra la propia ciudad. Sin embargo, Botella no es el problema, sino parte de él. El ayuntamiento lleva alejadísimo de los ciudadanos desde hace mucho tiempo. Y los males de Madrid los plantaron anteriores alcaldes. Claro, que Gallardón, antes de ser el ministro que decide sobre el cuerpo de las mujeres, era el progre del Partido Popular porque casaba a maricones y pocos se atrevían a chistarle. No me gusta nada Botella, como tampoco me gustaban Álvarez del Manzano ni Gallardón (que es el mayor responsable de la situación actual del ayuntamiento y la ciudad).

La encuesta de la UE revela unos datos que, otra vez, son unas novedades rutilantes y locas, de esas que si no te las dicen no te las crees: que Madrid está sucia y contaminada, y que es ruidosa. Algo que, al parecer, no pasaba tampoco en 2002. Ni en 2007. Nunca. Es ahora el momento de darse cuenta de que la capital del reino es una ciudad descuidada, punk, sucia, ruidosa. Ah, se me olvidaba. Para suavizar la evidente necesidad de encontrar y vapulear a su nuevo enemigo, han colado una opinión de Elvira Lindo defendiendo Madrid apta para usar como comodín cada vez que alguien les eche en cara esta nueva obsesión por la ciudad. Por otro lado, he de confesar que el texto está cargado de verdad y que, casi casi, me ha emocionado.

Especial  MADRID ES UNA MIERDA en El País.com

Especial MADRID ES UNA MIERDA en El País.com

De toda esta mierda que se ha publicado, hay una cosa que se repite mucho. Que Madrid no tiene personalidad, algo característico, unas señas que sí tienen otras grandes urbes europeas como Londres, París y Berlín, la santísima trinidad (con el permiso, para lo que interesa, de Roma). Creo que el problema es la simplificación. Puede que no podamos coger tres elementos emblemáticos de Madrid para ponerlos en una postal o en la comunicación en el extranjero. Y la razón es que Madrid siempre ha sido algo más compleja que todo eso: la única manera de entender algo es viviéndola. Viviendo la ciudad. No hace falta ser residente, pero quizá sí que hace falta visitarla varias veces. Madrid es una ciudad sin madrileños, una capital ficticia que acoge a todos, un lugar difícil en la superficie pero amigable. Solo hay que rascar un poco. No, no soy capaz de decir 3 elementos emblemáticos para la postal. Y eso me gusta.

No soy sociólogo ni cronista, y aquí vierto mis pensamientos desordenados y poco científicos. Así que no me corto al unirme a esas voces que siempre han afirmado que en Madrid, cuanta más represión y menos apoyo se recibe por parte de las instituciones, más desarrolla su underground, las pequeñas iniciativas de agitación cultural florecen. Este es otro punto del ataque a Madrid que tampoco sorprende: la pobreza y escasez de oferta cultural “oficial” de la que adolece Madrid. Otro hecho que ya sabíamos. Madrid jamás ha sido un referente del teatro en español, los grupos de pop y rock pasaban de largo en sus giras europeas (frente a ciudades como San Sebastian, que parecían obligatorias), las propuestas más arriesgadas nunca se han aceptado (considerando, por ejemplo, que un concierto de Björk en el Teatro Real sea algo arriesgado), el cierre de cines comenzó bastante antes de la crisis (el H&M de la Gran Vía como gran símbolo de esto)… Y seguro que a los que están más a informados se les ocurren muchos ejemplos más. Pero esto es lo oficial, lo que sale en la Guía del Ocio, los Veranos de la Villa, el mundo esmadrid.com. En los barrios periféricos hay cultura ultralocal, iniciativas normalmente ciudadanas o de asociaciones pequeñas para disfrutar del ocio autogestionado, sin necesidad de vender nada ni ofrecer una imagen de lucha y resistencia. Por el simple hecho de hacerlo y disfrutar. Conozco varios casos en Carabanchel, que me toca más de cerca, pero imagino que otros barrios no serán excepción. Y tirando más para el centro, el moderneo siempre se ha sabido sacar las castañas del fuego cuando han faltado locales o planes. Ahora mismo se me ocurre que La Fonoteca lleva muchos años ya removiendo el panorama de directos más allá de Malasaña (y sin sacar un duro de ello), que el microteatro por dinero parece ser todo un éxito, que centros como el Patio Maravillas continúan con la llama (por supuesto NO olímpica) encendida, que hay propuestas muy interesantes nacidas de proyectos tan chulos como Paraíso Madrid (La Garçonniere, los afters Blue Light, Cargocult). Incluso con el ayuntamiento por medio, que suele suponer siempre más un estorbo que una ayuda, Matadero también la mueve con sus festivales, sus mercadillos, su cineteca… Y hablo solo de lo que me toca de cerca, lo que me gusta y me interesa. Imagino que habrá para todos los gustos. En fin, que cosas que hacer y oferta HAY. Otra cosa es que no se quiera ver o que no les resulte atractiva a los medios para sus especiales MADRID ES UNA MIERDA.

Como bien dice Elvira Lindo, parece que toda semblanza de Madrid tiene que empezar enumerando todo lo malo de la ciudad para luego poder empezar a hablar de lo que a cada uno le gusta. Creo que no he entrado esta vez en eso (ya he escrito cosas que me dan pena del nuevo Madrid),  pero me parece una observación que dice cosas buenas de Madrid. Que sí, nos meteremos con ella, hablaremos mal y conoceremos todas sus fallas y pecados. Pero la amamos. Como a tus mejores amigos, como a tus hermanos, como a tu grupo favorito. Uno puede conocer y hablar de sus defectos, pero como sea otro el que viene a atacar, que se prepare que las uñas salen automáticamente. Así que cuidadito, El País, con lo que vas diciendo por ahí.

Anuncios
Comments
One Response to “Madrid, la ciudad PUNK. El País vs Nosotros.”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] 3. Madrid, la ciudad PUNK. El País vs Nosotros.: El País organizó una especie de Semana Fantástica del desprestigio de Madrid. Lejos de condenar únicamente a sus gobernantes, que son los verdaderos culpables, no dejó títere con cabeza y se metió con todo el mundo. Me puso de los nervios y ala, entradón desde las tripas. […]

    Me gusta



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: