La libertad, la ofensa, el delito y la falta

Aunque me gusta deglutir televisión sin masticar, a lo loco, y soy susceptible de engancharme a casi cualquier cosa, hace tiempo que dejé de ver Gran Hermano. Los motivos no son originales: cada vez me acuesto antes y las galas son eternas, las tramas se repiten y no consigo ni amar ni odiar a los concursantes, que de eso se trata más o menos. Sí me pasa con opciones más ficcionadas como ¿Quién quiere casarse con mi hijo? o Pesadilla en la cocina y formatos algo más blancos como Masterchef. También creo que me estoy volviendo algo más conservador, muy a mi pesar.

Pero bueno, esto no es sobre realities. Y no hace falta ver Gran Hermano VIP para enterarse de la vaina. La cosa es que estos días la red andaba revolucionada con la participación del dúo Los Chunguitos en Gran Hermano VIP, polémica desde el minuto uno en el que se refirieron a un concursante negro (y desnudo) como gorila y mono. Aquel episodio les valió la primera advertencia, se disculparon diciendo que querían hacer broma y más o menos Telecinco hizo vista gorda eliminando el vídeo de su web. El escándalo más polvoriento llegó un par de días más tarde, cuando dijeron que preferirían tener un hijo deforme o con una enfermedad antes que sea maricón. Su explicación: que ser maricón según su ley es delito. Varias asociaciones, aparte de decir que lo de la ley gitana y los maricones es falso, se han quejado, llegando incluso a las esferas políticas. Igual el asunto se va de las manos, pero es lo que ha pasado.

B7OI5DkCQAAQBHo

Ayer leía una defensa de la libertad de expresión que comparaba el caso chunguitos con el caso charliehebdo, afirmando que mientras a unos se les defendía, a los otros se les castigaba por decir lo que piensan. Creo que la comparación es simplemente inválida, porque las consecuencias no son comparables. La libertad de expresión es un derecho, sí, pero eso no exime de consecuencias. El problema con la libertad de expresión viene cuando sus consecuencias acaban en litigios legales o en actos terroristas, pero no cuando esas consecuencias son lógicas y no dañan la integridad de las personas. Si Marine Le Pen dijera que no le gustan los inmigrantes, probablemente estaría haciendo uso de su libertad de expresión. Sus palabras, siempre hipotéticas, podrían tener consecuencias: que algún periódico escribiera un editorial duro contra ella, que algún gremio o colectivo social hiciera un boicot a un acto suyo o que se difundieras informaciones sobre ella que igual no le apetece que se sepan. Todo reacciones a su uso de la libertad de expresión legales y, además, ejercidas desde la propia libertad. Si alguien la asesinara por esas palabras, sería otra cosa.

Sin entrar demasiado en el humor de Charlie Hebdo (publicación que no conocía hasta la semana pasada y que, tras conocerla, igual preferiría no haberlo hecho), la consecuencia de su libertad de expresión ha sido desmesurada y criminal: la muerte. Y la reacción de convertir a estos dibujantes en mártires de occidente es lógica desde el punto de vista pasional. Los Chunguitos también han hecho uso de su libertad de expresión: han dicho que les parece bien abandonar animales, que creen que los negros son como monos y que los maricones vale, pero no muy cerca. De acuerdo, si eso es lo que piensan, genial. Pero claro, lo están diciendo en un programa de televisión que ve muchísima gente, es un altavoz enorme, y sus palabras pueden ofender a muchísima gente. La opción de cambiar de canal siempre está ahí, como está ahí también la opción de levantar la voz contra una opinión que no se comparte ni se respeta.  Me habría parecido excesivo si alguien presentara una denuncia contra ellos, o que se ejerciera violencia física por sus opiniones, pero que la cadena decida expulsarles del programa me parece un toque de atención justo y poco grave. Es más, me parece bien: a pesar de que se haya hecho por motivos más corporativos que morales, el gesto sirve para guardarlo junto a muchos otros en el saco de lo nuevo, lo de aceptar a las personas y no ser zafio y adaptarse a una sociedad que empuja y que, les guste o no les guste a Los Chunguitos, está aquí y no parece que se vaya a desinflar. Eso mismo opino del castigo (que fue limpiar una cocina y perder un punto) que recibió el niño de Masterchef Junior por decir que las mujeres estaban programadas para limpiar.

Captura1

 

Otra cosa, como decía antes, es el motivo que podemos imaginar que ha motivado esto: la imagen de Telecinco y el futuro de uno de los productos estrella de Mediaset España para 2015, el reality de Los Chunguitos en Cuatro. La cadena volvió a usar la misma táctica que en la gala de presentación: eliminar el contenido, hacer como si no hubiera pasado. Pero la bola se estaba haciendo enorme y se dirigía a toda hostia hacia el departamento de comunicación de Mediaset, así que han tomado medidas algo más drásticas, totalmente preventivas y con el fin de salvaguardar su propio negocio. Quién sabe qué más perlas hubieran salido de ese par de bocas si les dejan más tiempo. Siendo Los Chunguitos los protagonistas del reality llamado a suceder al exitoso (y también polémico) Palabra de Gitano, la empresa ha decidido retirarlos de circulación antes de que empiecen a caer mal a demasiada gente. Ellos, en su casa, seguirán pensando lo mismo, por mucho morreo que se den y por muchos amigos maricones que tengan, que parece que tener amigos maricones te salva de un montón de responsabilidades automáticamente.

En resumen: que unos seguirán haciendo uso de su libertad de expresión, pero fuera de un concurso que ha decidido no aceptar sus ideas, mientras que otros no seguirán haciendo uso de su libertad de expresión porque están muertos.

Anuncios
Comments
One Response to “La libertad, la ofensa, el delito y la falta”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] racistas y de maltrato animal de Los Chunguitos. Comentarios que fueron, con mucho tino, castigados con la expulsión. Sin embargo, otra polémica se cierne sobre la casa, mientras Mediaset se frota las manos con el […]

    Me gusta



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: